viernes, 17 de diciembre de 2010

En el bordee

 

Soy una pésima compradora, pero malísima, ciertas cosas no las compro hasta que realmente las necesito, por ende, es demasiado tarde y las opciones son mínimas. Les doy algunos ejemplos: fui a comprarme zapatos el día antes que me dieran el titulo, el día antes de casarme, el día antes de una reunión, y así puedo seguir hasta el infinito. Si, soy un desastre, lo tengo totalmente asumido.

Salir de compras no es algo que me guste, me molesta bastante en general.  Pero ir a comprar zapatos saca lo peor de mí. Tal vez se deba a que mis pies, como dice mi tía Elsa, parecen dos sapos viudos, y no es fácil encontrarles algo lindo y cómodo .

Mi sistema es el siguiente; como detesto pararme a mirar vidrieras, las miro de soslayo mientras voy caminando. Si veo algo que me llama la atención, lo finiquito  en  cuatro pasos: entro, lo pido, me lo pruebo y lo pago. Así, sin más trámite.

Pero siempre se suceden algunos inconvenientes.  El más frecuente es que no hay número, el que le sigue en importancia es que no hay en el color que pedí. Esto último en ocasiones puede ser subsanable y hasta beneficioso. La atención de los empleados merece un párrafo aparte.

Según mi experiencia, podemos dividir a los empleados  en dos grupos, los sumamente amables, y los sumamente descorteses. En esto no hay término medio. Por supuesto, tenés que saber ni bien entrás a que grupo pertenecen y actuar en consecuencia. Esto es de gran  importancia.

Los del primer grupo tienen muy buena predisposición, te abruman con alternativas, en ocasiones he llegado a comprar por la garra que le ponen. Bien por ellos

Los del segundo grupo, se limitan a gruñir "No hay", y punto, no intentes nada más, estas advertido. Deberían poner en la puerta un cartel que diga: no nos moleste, no  compre, no nos haga favores. Que AMARGOSSSSS.

Corolario: Propietarios de negocios de toooodos los rubros, el ojo del amo, engorda el ganado.

Los dejo, tengo que ir a comprarme, mmmmmm …… adivinen, y, sí …..

Buen fin de semana.

Besooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.