viernes, 10 de diciembre de 2010

Gracias a Dios es viernes

Siguiendo con mi línea de pensamiento, nada original por cierto, y si ¿qué esperan a esta altura del año?, bueno ni a esta altura ni a ninguna otra, no les voy mentir. Volviendo a mi reflexión trillada, los días van pasando y se acerca el fin de este año par y redondito.
Ya pasamos el trance del armado del arbolito, ahora solo falta pensar en:
  • Reuniones varias de fin de año: tenemos que decidir a cuales vamos a ir, que excusas  daremos en las que elegimos no ir, que nos ponemos y que llevar, es decir, asegurarnos si es comida, regalo o ambos, aseguraos bien de esto por que podéis pasar un momento complicaillo.
  • Regalos: que comprar, cuantos, donde y como, el como es fundamental, lo demás lo vamos viendo.
  • Fiestas: definir con un familión o una familita,  a casa de quien se va, que se lleva de comer y cuantos van a ser. Para esta actividad respira profundo, porque se complica… seguro, seguro.
Como podrán notar, damas y caballeros, estas son cuestiones de lo mas sencillas. Para los que no se dieron cuenta ESTOY SIENDO IRÓNICA.
Para colmo, el día está asquerosamente feo, llueve, está fresco, es viernes, los párpados te peeesan, se te cierran los ojitos, y no podés desterrar la idea que se te cruza locamente por esa cabecita, de querer irte a dormir la siesta. Aunque sea por unos minutitos, algo así como sesenta. Pero, la responsabilidad puede más, sacudís la cabeza y decís, no, no a esa siesta reparadora y cuasi sanadora. Tenemos que seguir trabajando para poder hacer frente a los gastos ocasionados por los puntos más arriba transcriptos.
Ánimo seres humanos evolucionados, mañana es sábado así que libertad, libertad, ¿libertad?.
Buen fin de semana.
Besoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.