lunes, 31 de enero de 2011

Si me lo explican … a lo mejor lo entiendo ¿no?


Hay muchas cosas que no entiendo, tal vez demasiadas. Hay cosas que si me las explican despacito y con paciencia tal vez llegue a comprenderlas o, por lo menos, a tener una vaguísima idea sobre ellas.
Pero hay otras que directamente no me entran en la cabeza, no hay caso. Le doy vueltas y es inútil, no sé si es que me cuesta acomodarlas en mi mollera o es  por que son extremadamente bizarras, locas, incomprensibles, inteligibles, y así puedo seguir infinitamente con los calificativos y nada.
Últimamente la realidad me esta dando mucho material para escribir mis  post. No es que me tome tome todo a risa, como me dice mi papá.
A pesar de mi ascendencia y  mi sentido trágico de la vida, estoy segura que si no  mirás  la realidad desde  un costado  amablemente humorístico, a la vez que piadoso,  solo te queda el  llanto  amargo a moco tendido. 
El tema que empezó a mover los herrumbrados engranajes de mi disco rígido marular fue el de los bloqueos protestatorios que están impidiendo la distribución de los diarios.
Paso a enumerar de una manera amena y sucinta que es lo que entiendo y lo que no de esta extraña situación.  
Entiendo que se están violando normas constitucionales. Entiendo que se están vulnerando una serie de derechos. Entiendo que se esta atentando contra la libertad de expresión y el derecho de circular libremente. Entiendo que se están tomando actitudes, como podría decirlo … actitudes poco democráticas que nos remiten otros tiempos más crueles y menos felices.
Lo que no entiendo es que es lo que se reclama. No entiendo porqué se reclama de esta manera. Y lo que menos entiendo y más me preocupa es como es posible que un juez no intervenga.
Tal vez el señor Moyano quiera que todos los trabajadores de este país nos afiliemos  al sindicato de camioneros, ¿será eso?.
Hago un llamado a la solidaridad. Por favor,  que alguien  me explique que es lo que está pasando. Eso si, despacito y  con paciencia, por que no entiendo na de na, pero nada de nada.
Besooo

viernes, 28 de enero de 2011

Adivinen quien es el donante

 

Las nuevas tecnologías traen de su mano nuevas vías de comunicación. Contamos con varios servicios de mensajería instantánea, blogs, redes sociales,  sitios para colgar videos, fotos, juegos en línea, etc.

Esta era asombrosa, maravillosa, extremadamente comunicativa, también propició la aparición de nuevos negocios, curros, tongos , trapisondas y demás chantadas.

Este es el caso de un comediante de EE. UU. que hizo un pedido a través de su blog y mediante un video en YouTube. El  solicitaba que alguien le donara un millón de dólares, asegurando que había mucha gente rica que estaba en condiciones de darle el dinero sin que sus finanzas se modificaran.

Así como así, sin condiciones, sin ninguna contraprestación, sin pila, sin cable y sin piedra…

Nosotros  lo catalogaríamos como un chanta de lo más crédulo. Su plan hace agua por todos lados, quien va a ser, como decía mi tía Vina, el pajarón que acceda a satisfacer su cara solicitud.

Lo que yo sí haría es  una lista bastante extensa,  con lo que sí  le daría. Esta lista también incluiría distintas sugerencias respecto de  cosas que el sujeto en cuestión podría hacer para conseguir su cometido y para la vida en general.

En fin,  como dice mi mamá, siempre hay un roto para un descosido, y el 2 de febrero le hacen la entrega del dinerillo en un teatro. Finalmente consiguió a su paparulo financista.

En realidad como suele ocurrir en estos casos no es uno sino varios incautos que lo sponsorean.  El que quiera ver la millonaria entrega tiene que sacar una entrada anticipada que cuesta U$S 5.  O sea …

Que tengan un muy buen fin de semana, y no se molesten, las entradas están agotadas.

Besooo.

jueves, 27 de enero de 2011

Reflexiones de un Amado Gurú

 

Por suerte cayó sobre nuestra ciudad ardiente la lluvia aliviadora, pasó un poco el calorón, y nos vamos reponiendo de las lipotimias.

Aunque, las sorpresas y los despliegues hemorrágicos de genialidad por parte de quienes nos gobiernan no dejan de sorprenderme. No soy una persona que se sorprenda fácilmente, pero esta  vez lo han logrado y de una manera  sorprendente.

¿Leyeron las declaraciones del Ministro Amado? No sé si me dan ganas de reírme, de llorar de risa, de llorar a grito pelado, o todo eso junto al mismo tiempo.

Lo que me pone un poco en realidad muy nerviosa es que nuestra economía y el crecimiento de nuestro país está en manos de tamaño genio.

Este buen señor dijo, sin ponerse colorado y sin que se le moviera un pelo de su trabajado jopo, que “los precios están dispersos y nosotros tenemos que caminar para buscarlos”. Una reflexión profunda, de hondo contenido social, político y sobre todo  económico. Que encierra una verdad material e intrínseca tan enorme y real como un elefante rosa.

Valdría la pena bordarla en un tapiz, enmarcarla y colgarla en la cabecera de la cama, el living, el comedor o el lugar más destacado de la casa.

Pero … mi amado Amado, su sapiente declaración no es actual y mucho menos original. Ya  lo decía Lita haciendo de ello el leit motiv de las amas de casa  hace muchos, muchos pero muchos  años, “Camine, señora, camine”.

¿No es eso lo que siempre hicimos?  Caminamos, caminamos y caminamos hasta rajar los tamangos.  A veces también nos caminaron, en fin, cosas que pasan …

No se que les parecerá a ustedes, pero a mi lo de los precios dispersos me suena a que se piantaron, o se fueron de fiesta o de gira, o quien sabe donde y ni idea de que hacer para atraparlos, encausarlos, alinearlos o lo que sea que deba hacerse con ellos.

Yo me pregunto ¿no sería más fácil reconocer que hay un poquito de inflación hablando Morenísticamente, en vez de hacernos caminar inútilmente con este calor?

Besooo.

miércoles, 26 de enero de 2011

Postergación Ardiente

¡Qué calor hizo ayer! Fue increíblemente increíble. No sé cual será la sensación que tiene un pollo al entrar al horno, pero debe ser algo bastante similar a lo que sentimos ayer.
Una de mis tantas falencias, y son muchas, es que soy una persona un tanto postergadora. El "dale, vamos mañana" en mí es bastante frecuente. La cuestión es que el mañana llega inexorablemente y ese plusito que me quedaba se evapora con el nuevo día.  Es ahí cuando aparece el hecho postergado diciéndome: "Me dejaste para hoy, ¿te acordás?".
Tampoco lo tomen así. En general no escucho voces. Bueno, casi nunca, sólo la de mi conciencia. ¿Está bien? Esa es la prueba palmaria de mi sanidad mental. ¿No?
Volviendo al planeta y sin irme más por las ramas, lo que quiero decir es que habíamos, en realidad había  yo misma y en primera persona, dejado varias cosas para “el lejano mañana”. Que llegó con todo el calor de la década, o tal vez del año, pero calor hizo.
Como no se podría seguir con mi plan dilatorio, tomamos coraje, al toro por las astas, agua, mucha agua  fría y al horno.
De más esta decir que sobre el pavimento se podría cocinar un huevo, paella, bife a la criolla o lo que te dictara tu creatividad culinaria. Las ojotas te quedaban pegadas al piso,  el alquitrán estaba casi en estado líquido al igual que nuestro cuerpo y ropa.
Y ni  hablar del humor que tenían nuestros congéneres,  el calor exacerba los ánimos de una manera inenarrable. Menos mal que llegó la lluvia ...
Por eso gente, si nadie va a hacer nada con el temita del calentamiento global, nos convendría ir viendo de poner un aire acondicionado, grande, bastante grande. Eso sí, por las dudas que sea frio - calor, son unos pesos más pero …
Besoo.

martes, 25 de enero de 2011

El extraño caso de los gendarmes invisibles

 

Dicen que están y en varios lugares. Pero no sé. Verse, no se ven. Al menos yo no los ví, ni mi mamá, ni mi papá, ni nadie que conozca.

Pero ellos dicen que estar, están. ¿Estarán realmente? ¿O tendremos que aplicar lo que nos decían en el colegio “Misterio de Fe” …?

Está bien, lo admito, además de todo soy una persona muy desconfiada y algo incrédula. Pero a los intendentes les pasa lo mismo, tampoco los ven. Aún haciendo las inversiones que les requerían para montar las bases, no los ven.

Entonces ¿qué pasa? ¿Están pero no se ven? ¿Aplicaran eso de que “lo esencial es invisible a los ojos”?.  Tal vez los estén implementando como arma secreta y tomaron una poción que los hace invisibles. Claro, eso sería ideal para prevenir el delito, pero … no sé.

La explicación que dan es que los designan por sorteo o por licitación.  No sé muy bien, me confunde un poco el sistema, no lo tengo muy claro. Por lo que entendí, al pasarlo en limpio a mi marulo, es que nadie sabe donde van a aparecer,  es una sorpresa.

La cosa es que un día hay muchos en un lado, y otro día hay muchos en el otro. Y así sucesivamente, van cubriendo todo. ¿Van cubriendo todo?

Así que ya saben,  malhechores, cacos y mal vivientes. Si un día hay muchos gendarmes por la zona, dejen su acto delictivo para el día siguiente, que no va a haber ninguno.

Por eso, damas y caballeros, si un día ven gendarmes, sepan que al otro día, a diferencia del sol, no van a estar. Como diría mi Tía Elsa, agarrate Catalina … Y aunque no se llamen Catalina cuídense mucho igual. A menos que tengan línea directa con los “SUPER AMIGOS” …

Besoo

lunes, 24 de enero de 2011

En Argentina no somos vacas pero viajamos peor

 

Estoy de acuerdo, es verdad, en Argentina no somos vacas, somos más que eso.  Somos un país con un gran potencial, oportunidades y un futuro promisorio. Entonces, ¿me quieren decir porqué viajamos peor que ellas?

Honestamente, si tuviera que calificar al transporte con una escala que va de "mal" a "pésimo", yo calificaría a la forma en que se viaja como "pésimamente mal", sin temor a romper la escala transportística.

La enumeración de molestias y/o inconvenientes es por todos conocida, e ignorada por aquellos que deberían conocerla.  Colectivos repletos, con mala frecuencia por arreglo de calles, cortes, protestas, etc. y demás, como diría la hermana Victoria.

Esperás, y esperás, y esperás el colectivo y nada, nada y nada. De repente, ahí lo ves venir, reluciente, apolíneo. Pero ¿qué ven tus ojos? No es uno. Son dos, o tal vez más. La dicha te embarga. Les hacés señas, y para uno de ellos,  los demás prosiguen raudos su camino. Subís y caés en la cuenta que te tocó el que estaba más lleno. Pero no importa, porque tenés en tu mano la llave maestra que  simplifica el acceso a los transportes, esa que va a suplantar a  las inhallables monedas.

Te abrís paso entre la muchedumbre, te estirás un poco, un poquitito más. Finalmente llegás a ella, la maquinita lectora de tarjetas, tu amiga, la supresora monedística. La alegría te embarga, recuperas  tu fe en el transporte público. Todo es júbilo, nada podrá empañar este momento.

De repente escuchás una voz que rompe el hechizo, y hace que los cocheros se conviertan en ratones y la carroza en calabaza. La voz que te dice: “Mire que no me anda la de la tarjeta todavía, ponga monedas en la otra”.

Seguramente el Sr. “ADEUDADO” debe tener algún amigo que trabaja en un banco y le consigue las monedas para el colectivo. Siiii, obvio …

Besoo

viernes, 21 de enero de 2011

Peatomovilista

Entiendo todo. Que es viernes, que está promediando  el mes de enero, que algunos vuelven de sus vacaciones con la cabecita en otro planeta,  y otros están a punto de irse, agotando las últimas fuerzas que les quedan.
Lo que no termino de entender es porque los peatones estamos aplicando las descarnadas reglas de los automovilistas.
Todos quieren ir por el cachito de veredita rota por el que te vas tropezando, ¿porqué?
Impera el "correte, correte por que te paso por arriba", seguido por un chancleteo amenazante, que suena cada vez más fuerte, cada vez más cercano. Escuchás resonar el clap, clap, clap  en tu cabeza como una especie de código morse zapatistico, y vos ignoras cuales van a ser sus límites y por ende las consecuencias. Como diría mi abuela Paca, "mu feo".
¿Qué nos pasó? Éramos peatones y por ende civilizados, respetábamos al otro.
Estábamos unidos, aglutinados si se me permite la expresión, contra la amenaza motorizada. Esta bien,  no nos unía el amor sino el espanto, la queja y el reclamo hacia el a veces cruel, poco respetuoso, y en ocasiones guarango automovilista.
¿En que nos convertimos? Hagamos una introspectiva y seamos sinceros. ¿Qué queremos lograr con nuestra reprobable conducta? ¿Hacer de nuestro bastión (las veredas pulverizadas) un rally veredístico?
Nooo, no me hagan esto, tomemos conciencia, recuperemos nuestro eje. Somos peatones, y a mucha honra.
Pero, mientras recuperamos la cordura, y nuestro centro perdido, podríamos ir considerando lo del rally veredístico. Ojo no estaría mal, las condiciones están dadas, podríamos conseguir unos sponsors…
Que tengan un muy buen fin de semana
Besoo.

jueves, 20 de enero de 2011

Bienvenidos al tren ...

Para no cambiar de andén, voy a seguir con mi enumeración cuasi taxativa de gustos, disgustos, miedos y fobias. Creo que este relato va a contener una mezcla de todo eso, además de amargas quejas y protestas.

Y ya que mencioné el andén, les voy a contar mis experiencias trenísticas. Cuando era chica, inocente e inconsciente, adoraba viajar en tren. Lo utilizábamos bastante seguido, en general era en ocasiones divertidas, como para ir de visita, al Zoo, etc.

Lo que más llamaba mi atención era que no se veía al conductor, lo que convertía al tren en una especie de mágico misterio autodeslizante. El recorrido también era una aventura que incluía túneles interminables y oscuros, algún que otro laguito con sus respectivos patos, los caballitos en el hipódromo. Lo que más me gustaban eran los puentes sobre nivel: el tren estaba por un ratito en el aire, y veías todo desde arriba como si fueras en un avión. Y si te aburrías un poco o eras algo inquieta (como en mi caso, ¿les dije que soy un tanto modesta, no?) podías caminar por el vagón .

Como habrán notado, me estoy refiriendo a este ex noble transporte en tiempo pasado. En la actualidad evito viajar en tren. Dejó ya de ser una experiencia mágica para convertirse en, como decirlo, un experimento craneado por un sádico desequilibrado. Sí, tal vez sea ese el término adecuado. Igual se aceptan sugerencias.

Mi solidaridad con aquellos sufridos seres que todos los días se ven obligados a pasar por esa constrictora experiencia. Que, según sea el caso. nos remite a los trenes de la India o al Animal Planet. Lo único que faltaría para completar el efecto sería una apoyatura auditiva, mediante un locutor en off con voz de documental relatando las conductas observadas.

Tal vez siempre haya sido igual, a lo mejor el cristal de la niñez disfraza las cosas o dulcifica las experiencias.

En fin, empresas trenísticas, pónganse las pilas, por que se viaja como la real y verdadera M … No sean mal pensados, Mona. Pensándolo bien, tienen razón, la otra palabra es mucho más adecuada.

Besooo

miércoles, 19 de enero de 2011

Rostros Pétreos

 

Cada vez hay más gente que usa botox, y en estos días el tema esta en la palestra. Las mujeres se lo aplican desde muy chicas y sin necesidad. Los hombres también caen en sus redes, no confiesan, pero … se vé.

Lo que no me explico es porque. Es lo más antinatural que he visto. En realidad no, los pómulos con las bocas  riñón asimétrico y los lentes de contacto tipo ojo de muñeca de los 90 también eran algo horroroso. Y lo peor era su uniformidad impersonal,  todas quedaban exactamente iguales, como si hubieran comprado una máscara en una casa de cotillón. Poco o nada tenía eso de belleza.

En fin, cada época tiene su icono de aberración estética. Estos son los tiempos del botox, que nos deja caras estiradas, como de frente al pampero y sin expresión alguna. Levantan las cejas, se ríen y nada se mueve, es como un bloque, todo esta tenso, rígido, duro, brilloso. Parece como si la piel estuviese cubierta por una película plástica,  a punto de rajarse por la tensión.

Cuando fui a ver  Australia, me pasé toda la película sufriendo por lo que se había hecho Nicole Kidman. No tengo idea del argumento, lo único que ocupaba mi cabeza era como arreglar mentalmente  esa especie de parálisis que  impedía que su cara tuviera alguna expresión.

Hace un tiempo ví una publicidad de esos sitios de compras telefónicas, que ofrecían unas bandas elásticas ajustables para hacerte una suerte de estirada casera. Se pegaban con una  cinta a prueba de agua a ambos lados de las sienes y casi a la altura de la nuca, detrás de las orejas. Una vez colocadas, tenías que ir estirando hasta tener el “Lifting” deseado y se disimulaban debajo del pelo.

El proceso “Liftingtorio” terminaba atando las bandas con un nudo que unía ambos extremos. Los ruegos, plegarias  y súplicas para que el nudo quedara fijo  corrían por cuenta del usuario .  Algo inverosímil, una porquería total, es imposible obtener un estiramiento parejo. De un perfil das de 25 y del otro de 54, pero muy mal vividos.

Les dejo una idea, ustedes verán que hacen. Podrían ir probando con  elásticos y cinta adhesiva hipoalergénica, sería como una reconstrucción, no perdón pésima elección de palabra, mejor como un ensayo o dramatización. Si les gusta hacen algo más definitivo y sobre todo menos  dramático, no sé, digo  …

Besoo

martes, 18 de enero de 2011

Lo asumo, soy Coulrofobica

 

Me acabo de enterar que  soy Coulrofóbica. Es una fobia que padezco desde chica, y parece que es bastante común. Si lo sé, mal de muchos…

Ahora que lo pienso, tal vez sea un consuelo. O tal vez una decepción, porque me creía única en mi estirpe. Al menos lo era en mi círculo, pero parece que no soy un ser tan original, vista bajo la lupa del mundo.

Siempre digo que no me gustan, pero en realidad, les tengo miedo a los payasos.

No sé si me despiertan un terror tan grande como para ponerme a llorar y a patalear en el piso. Al menos, no en mi vida adulta. Ahora que lo pienso, tampoco de chica. Lo mío era más de esconderme hasta que pasara el peligro.  En este caso, el payaso.

Ya que estoy en tren de confesiones, les voy a decir toda la verdad y nada más que la verdad. La lista no se reduce solamente  a los payasos,  no les voy a mentir a esta altura. También incluye  a la gente vestida de Papá Noel, Reyes Magos,  el Tigre de Esso, Barney, y cualquier otro monigote deforme que se me cruce en el camino.

En cuanto veo venir alguno de esos engendros cruzo inmediatamente de vereda o no entro en el lugar en el que están ¿Qué voy a hacer? No me gustan, al menos por el momento, que a decir verdad, viene durando bastante.

No se animan a decirlo, pero lo piensan, lo adivino. Si, obvio, soy una loca, ¿qué esperaban?

Besoo

lunes, 17 de enero de 2011

¿Habrá sido una Carga virtual?

 

Se están haciendo procedimientos en Morón y Ezeiza para determinar de donde salió el avión que transportaba los casi 1000 kg. de cocaína.

Hago una síntesis, para aquella gente que volvió de sus vacaciones, o  para aquellos que viven en un frasco y salieron a estirar las piernas (los que estén al tanto lean esto a velocidad de legal de radio).

Un grupete de “señores vinculados” (con ex autoridades de un ex gobierno), que tenían una flota de aviones médicos, decidieron entrar en la ilegalidad, llevando un cargamento de cocaína a España.

Cuando llegaron al aeropuerto, las autoridades españolas revisaron la nave y vieron la carga. ¡Y qué carga! Por eso los agarraron bien agarraditos de las pestañas y los pusieron entre rejas.

Mientras tanto, aquí se está tratando de determinar de donde salieron, si salieron con o sin carga,  y como. Yo tengo una teoría que puede llegar a ser plausible, a ver que les parece.

Seguramente esta gente mediante, argucias, mentiras, manipulación y engaños convencieron a la Mujer Maravilla para que les prestara su avión invisible,  sacar la carga sin que nadie la viera y llevarla a destino en forma segura. 

Pero como el viaje era largo, calcularon mal y se quedaron sin combustible, por eso es que tuvieron que traspasar la carga a su avión, y así fue como los descubrieron.

Esta clarísimo, no me cabe ni la más mínima duda, todo encaja perfectamente,  fue  así como perpetraron el ilícito…

viernes, 14 de enero de 2011

¿Hombre prevenido … vale por dos?

 

Parece que uno de los empleados de Presidencia es un señor muy previsor. Entonces se dijo "Voy a llevarme la platita de los viáticos de la tripulación del Tango a casa, así voy ganando tiempo".

En realidad ganar,  lo que se dice ganar,  no ganó nada. Pasó todo lo contrario, perdimos todos. Porque cuando el señor bajó del auto  que, solidariamente. lo había llevado hasta su morada, ¡paf!,  se topó con dos cacos, que, casualmente iban pasando por ahí y le robaron los pesitos de los viáticos.

Seguramente estos mal vivientes pudieron ver, gracias a su vista de rayos X, que su víctima llevaba unos dinerillos.

Pero… ¡que infortunio! Eso es tener mala suerte. Todo mi andamiaje cultural se  desmorona ante mí,  yéndose propiamente al drenaje, con perdón de la expresión.

¿Que está pasando con los dichos populares, que siempre funcionaron como un verdadero respaldo científico? ¿Que pasó con eso de que "Al que madruga Dios lo ayuda", o eso de que "El hombre prevenido vale por dos"?

A este señor lo han abandonado de todo abandono. Ahí solo un hombre madrugador y prevenido. Dios no lo ayudó  y mucho menos valió por dos. En realidad "los dos" fueron los que le sacaron los dinerillos.

¿Se dan cuenta?, la inseguridad es una "sensación" que hasta nos hace desconfiar  de los dichos populares

Buen fin de semana y cuidaos mucho

Besoo

jueves, 13 de enero de 2011

Moneda extranjera

 

La cosa es que nos quedamos sin billetes. Sí, eso es muy común en este país. Lo raro es que nadie tenía uno, ni siquiera de recuerdo.

Tampoco había en los bancos, ni en los cajeros automáticos. Las colas eran enormes y las protestas, interminables. Todo el mundo acordándose de la familia de los responsables, y bueno, había que canalizar la frustración por algún lado.

Ante esta situación desmetalizada (en la que no había metálico pero en papel por ningún, ningún lado) el gobierno dijo: "Bueno, ya, dejémonos de dar vueltas y démosle un billete a esta gente". Entonces encargó al Brasil que nos los imprimiera.

Con todo esto se armó un bonito lío. La imaginación de la gente es muy frondosa y puede llegar a límites insospechados. Corrían versiones algo extrañas, como que los iban a imprimir en portugués o con los colores de Brasil, o con más ceros, o quien sabe como y con que necesidad, si acá hay tinta y papel de sobra.

Una vez que los billetes estaban impresos, listos y esperando para ser gastados, como no podía ser de otra manera, surgió otro temita. No se los podía ir a buscar porque no había combustible o porque los aviones estaban trayendo los vehículos del Dakar, o por quien sabe que cosa. No quedó muy claro, pero venir, no venían.

Ahora sí, es definitivo, vienen nomás. Vencieron todos los obstáculos, no los para nadie, casi están en tus bolsillos.

Tampoco es que te los van a dar así como así. Los vas a tener físicamente si los tenías de manera virtual, podríamos decir. Si no los tenias vas a seguir sin tenerlos ... En definitiva, va a ser como siempre ha sido.

PD.: Ya que estan en el baile, no nos podrían hacer acuñar unas moneditas para el colectivo, graciassssss

Besoo

image

miércoles, 12 de enero de 2011

Violenta evolución

 

Parece que la Royal Society, que es un grupete de científicos ingleses, está reclamando a los gobiernos un plan mundial para actuar ante posibles contactos alienígenas. Esta gente sostiene que si en los alienígenas se produce la misma evolución que la producida en los humanos, estamos realmente en el horno, por que van a ser malísimos.

Como diría la Tía Vina, unos verdaderos sanguinarios que van a hacer al planeta lo que quieran. Pasando en limpio: los alienígenas van a hacerle lo mismo que estamos haciendo nosotros, pero potenciado, porque son más evolucionados y, según estos científicos,  más malignos.

Así que vayan sacando de su noble marulo la tierna imagen de ET golpeando a sus puertas y pidiéndoles el teléfono para llamar a su casa. Ahora que lo pienso, ET también era bastante abusivo, con lo que cuestan las llamadas locales, y el pretendiendo llamar a no sé que planeta. Y ni pensar, con la historia evolutiva y violenta que tiene esta gente alienígena, que pasaría cuando escuchara el  mensaje de Telefónica o Telecom informándole que el número solicitado no corresponde a un abonado en servicio,  sería el acabóse…

Por eso, damas y caballeros, vayamos haciéndonos a la idea que estos seres del espacio van a ser más como un alien,  que va a salir de nuestros estómagos pero con mas dientes y más baba, porque como es más evolucionado va a ser más dañino.

Lo que saco en limpio de este artículo de la Royal Society es que de acuerdo a la teoría de la evolución, cuanto más evolucionados mas brutos y violentos nos ponemos … ¿Me quieren decir porque tuvimos que pararnos en dos patas?

Besoo

martes, 11 de enero de 2011

Llegaste algo tarde a mi vida

 

Ya no podría vivir sin vos. Mis días serían vacíos, inútiles, desinformados, incomunicados  y  aburridos. Pero no todos son halagos en las relaciones a largo plazo. También hay recriminaciones, y la mía es que llegaste algo tarde a mi vida.

Faltaste en mi infancia, adolescencia y parte de mi juventud, etapa en la que por fin te conocí y empecé a probar tus mieles.

¿Dónde estabas cuando me decían que mascar chicle  era malísimo y tenía que hacerlo a escondidas? ¿Porqué no viniste en mi ayuda cual corcel en su caballo blanco?

¿Porqué me mantuviste en la ignorancia?  Sentía  pánico, al escuchar diferentes  historias sobre chicos a los que habían tenido que sacar bolas enormes de chicle de sus estómagos. Es más, mi abuela conoció a gente que conocía gente que se había muerto por una bola de chicle. ¿Te das cuenta lo que hubieras sentido si me hubiera pasado a mí?

Claro, eso no evito que los comiera. Pero cada vez que lo hacia pensaba si ese iba a ser el último, aquél que completara la colorida bola en mi estómago, aquél por el cual iban a tener que operarme. No sé si lo creía demasiado, por que cuando requería detalles eran algo vagos y vacilantes,  pero fantaseé con la idea. Una lástima que vos no estuvieras allí para abrirme los ojos.

Celebro tu tardía revelación, me decís sin más ni más que comer chicle es bueno, que calma la ansiedad, el apetito, que mejora la concentración, que reduce las caries (el sin azúcar) y que reduce el stress.

Eso sí, cuando lo coman, por razones de buen gusto no habrán mucho la sanguchera revelándoselo al mundo. Traten de ser discretos.

Lo que me pregunto y te pregunto, es ¿con qué necesidad me hiciste sufrir? Eso no se hace, Internet. Igual te perdono, sí, de verdad, pero no lo vuelvas a hacer por que ……

lunes, 10 de enero de 2011

Misterio en sentido puro


Adoro las escaleras mecánicas. Son tan misteriosas y tan mágicas. Nadie sabe quién las maneja, de dónde vienen,  hacia dónde van.
Mi fascinación por ellas comenzó desde chica, hace de eso … Un tiempito largo. Cuando me llevaban al dentista o al médico, lo que ocurría bastante seguido, uno de mis alicientes  era que iba a subir o bajar en la escalera mecánica.
El otro era que mi mamá me llevaba a tomar el té con masas a algún lugar paquete. Según ella, en ese entonces me portaba mejor que ahora, pero esa es su opinión …
Volviendo a las escaleras mecánicas, lo único que me ponía un poco nerviosa  (en realidad, aún lo hace) es estar atenta a levantar el pie para embocar el escalón que viene viniendo de debajo del mundo. El emboque escalonístico es de gran importancia, y requiere cierta destreza,  si te anticipás quedás como una boba con el pie en el aire pisando sobre la nada misma, y si te atrasás corrés el riesgo de darte la nariz contra el piso. 
Eso sí, una vez que pasaste ese complicado trance, a disfrutar la poderosa sensación de ser elevada como una reina en su alfombra mágica, de la que bajás suavemente dando un pequeño saltito hacia la realidad.
Algún día me gustaría poner en mi casa una escalera mecánica ¿por qué no, no hay gente que tiene ascensor? Bueno, yo quiero una escalera mecánica, pero que suba y baje, total con lo que avanza la tecnología, me pongo una virtual y listo.

Me contaron que en el reino del revés, nada un pájaro y vuela un pez, que un ladrón es vigilante y otro es juez, y que dos mas dos son tres…
A María Elena Walsh, Gracias por cantarme la infancia
image
Besoo


viernes, 7 de enero de 2011

Compradora repulsiva?

 

Detesto ir a shoppings, supermercados, cadenas de farmacias, perfumerías y todos esos lugares donde se junta gente a satelitear por que hay aire acondicionado.

Ayer era uno de esos días en los que todo lo de perfumería se había terminado al mismo tiempo. Es así, las cosas son muy ordenadas, se terminan todas juntas. A veces podes estirar con un poco de buena voluntad, pero este no era el caso, fue el final, final.

Así que no quedo más remedio que ir a comprar a una cadena perfumeristica. Reconozco soy una persona peculiar, bastante peculiar, no muy paciente, ansiosa, de no muy buen carácter, etc., en resumen de muy pocas pulgas.

Cuestión, que intentando comprar mis artículos de perfumería me encontré con una de las personas más molestas, desconsideradas e insoportables con la que jamás tuve o tendré contacto.

Era una señora rubia, entrada en años, como diría mi Tía Vina, muy bien puesta, pero insoportable hasta decir basta. No se si alguna vez habrá jugado al futbol o algún deporte similar, pero era el 4 perfecto, por donde estaba ella no pasaba nadie, pero nadie.

Lo peor era su omnipresencia, estaba por todos, todos lados, ¿o tendría una gemela? No, definitivamente, el mundo no esta preparado para tal cataclismo.

Góndola a la que iba, góndola en la que la encontraba. Si te veía tratando de tomar o mirar algún artículo, te decía permiso, permiso a la vez que te daba un empujón y te corría del lugar. Como dice mi hermano, me enyoguice para no estrangularla, por suerte resulto.

Gracias al soporte psíquico, anímico y técnico de mi nunca bien ponderado consorte, logramos reunir casi todos los artículos que necesitábamos. Les aseguro que no fue una empresa fácil.

Finalmente, exhaustos, nos encaminamos hacia la caja, viendo ante nuestro estupor, que una vez más la dama en cuestión nos había ganado, pisoteando nuestras ilusiones de no volverla a ver, nunca jamás.

Erase allí, paradita en la caja, ante nuestros ojos, sosteniendo en su mano cual trofeo ganado con honor y destreza, aquello por lo que tanto había luchado, empujado, pisoteado y molestado. Un cepillo de dientes, que pago con tarjeta de crédito, y en 3 cuotas, si, si 3 cuotas ….

Besoo

Vista previa de imagen

jueves, 6 de enero de 2011

Piramidal equívoco

¿Se enteraron de la buena noticia? ¿Qué noticia? Claro, las buenas noticias no abundan, pero tengo que ser más específica y menos ansiosa.
Se los explico sintéticamente,  a vuelo de pájaro,   a vuelo de colibrí casi.  Resulta que los Mayas habían hecho un calendario que llegaba hasta el 2012. Un grupete de “estudiosos” sacaron cuentas, analogías, torcieron y retorcieron, buscaron, empalmaron, remendaron e hicieron encajar unidades de tiempo, calendarios  y demás yerbas, arribando a  la conclusión  que el mundo se terminaba el 22 de diciembre del 2012.
Así era, se venía el apocalipsis y  no había vuelta que darle, el mundo terminaba y nosotros con él. Los Mayas lo habían predicho.
Obviamente, no faltó quien se subiera las medias, aunque fuera una foto carnet, y aprovechara la oportunidad. Hicieron películas (bastante malas para mi gusto), documentales flojos, flojitos y un tanto forzados,  libros, artículos y demás merchandising. ¿Y todo para qué?
La cosa es que la Profecía Maya no existía,  fue un error de calculo o una patraña marketinera tramada por 3 o 4 vivos, como diría mi papá.
Ya no se puede creer en nada ni en nadie, y juro que las cuentas, proyecciones y la mar en coche  no las hice yo, sino científicos, no sé si estaban matriculados en MetroGAS o no, pero parece que también eran unos chantas.
Bueno gente, alegría, alegría, nos hemos salvado y no vamos a desaparecer del mapa, al menos  por ahora ….
Así que tratemos de ser mas buenos con el planeta, empecemos a tratarlo mejor, a cuidarlo mucho por que después de todo es el único lugar que tenemos para vivir.
Besooo.

miércoles, 5 de enero de 2011

Decidida indecisión

Hoy estaba pensando. Sí, es raro, pero a veces (no siempre, por supuesto) lo hago. En general se me van ocurriendo cosas y termino navegando hacia quién sabe dónde o cuando. Puedo aparecer en el presente, pasado o futuro.
Dejo de lado mis viajes marulísticos, que no vienen al caso en este momento, y les  hago la siguiente pregunta. ¿Se dieron cuenta la cantidad de decisiones que tenemos que tomar al día? Tontas o serias, pero son muchas, muchas. Cada vez hay más opciones y el abanico de posibilidades es mayor. Lo que no sé es si eso es bueno o malo.
Les voy a dar unos ejemplos de las decisiones  más banales: vas  a tomar un café, tenés que decidir si lo tomás con azúcar o edulcorante, con o sin leche,  en pocillo o jarrito. Si  comprás un agua mineral, decidir si la querés con o sin gas, mineral o mineralizada, con o sin sodio, si la querés saborizada, light o común. Lo mismo pasa con las gaseosas, tenés que decidir si vas a tomar  light o normal, con poco o mucho gas, si la  querés de primera marca, segunda o tercera que se parece más a la segunda que a la primera.
Con las barritas, es un problemón. Tenés que decidir si la querés light o no,  para posteriormente decidir de que gusto la querés. Esto se complica bastante porque hay una variedad infinita.
Una de mis debilidades más débil: pastillitas de goma. Las tenés de mentol, eucalipto, frutales, con más gelatina, con menos azúcar, con formitas, redonditas, sueltas, en paquete … uffffff
Y ni que hablar si vas a comer una ensaladita al Rey de las Hamburguesas, te preguntan si le ponés aderezo, vinagreta o aceite y vinagre, si la comes con grisines o tostaditas, si la querés con la gaseosa light o agua mineral.
Y esto solo es una minimísima muestra de todas las decisiones que tenemos que tomar a lo largo del día. No sólo eso, sino que además, tenemos que vivir el resto de nuestra vida con esa decisión que en su momento nos pareció una genialidad.
Los voy dejando por que no me decido sobre que decisión frívola  seguir escribiendo. Eso sí, decidan seguir leyendo este blog …
Besooo. image


martes, 4 de enero de 2011

Todo se achica, menos …

 

A medida que avanza la tecnología todo se hace de menor tamaño. O más delgado, según sea el caso. Por ejemplo las computadoras, los teléfonos celulares, los monitores, los televisores, etc.

Pero, no tengo idea de porque hay cosas que aumentan su volumen, hasta alcanzar niveles descomunales. Por ejemplo los cochecitos de bebés. (Otro día nos ocuparemos  de otros engendros rodantes).

¿Se fijaron el tamaño que tienen los cochecitos de bebés? Son enormes. Pero grandes, grandes.  Están dotados de estantes, alforjas, bolsillos, jueguitos, techo, una especie de funda para cuando hace frío o llueve, estructuras para todo y ruedas como para una bici. Lo que menos tienen es lugar para el bebe. que pobrecitos, están ahí acurrucaditos detrás de todo ese aparataje inútil.

Lo peor es que, algunas/os madres/padres,  tías/os, abuelas/os, madrinas/os, etc.  utilizan esta especie de vivienda rodante como verdaderas armas letales. Atropellándote, pasándote por encima de  los pies y los deditos, sin ninguna conmiseración.

Y ni que hablar cuando entran a algún comercio, son capaces de llevarse  una estantería por delante, tirar todo lo que hay en ella  y no se les mueve un pelo. Y  la pobre criatura ahí, siendo el mudo testigo y a la vez el objeto del ilícito que está cometiendo su progenitora, progenitor o quien sea que conduzca.

En mi humilde opinión, atento al porte que han alcanzado los referidos vehículos, deberían tener una especie de licencia para circular. Naturalmente,  para su obtención además del consabido examen de manejo, debería requerirse uno de vista y un psicológico, por que no falta el o  la kamikaze que tuvo un mal día y ….

Les dejo una de mis  ideítas. Medítenla, seguramente es viable.  Sería bueno agregar los cochecitos de bebés como categoría en el  Dakar  2012, se los podría encuadrar entre motos y cuadriciclos.

Piénsenlo organizadores, se los dejo así de onda ... Eso sí, cuando sea un éxito, no se olviden de quien fue la idea.

Besooo.

image

lunes, 3 de enero de 2011

Pilas y pilas …

 

Han terminado los festejos, hemos quedado tal vez un poco..., bueno, bastante mal trechos. Pero tuvimos todo un  fin de semana reparador en medio, así que arriba, meta pila, pongan primera y démosle para adelante.

Ha comenzado la década y no podemos empezarla desde el sótano, porque sino, ¿dónde vamos a terminar? En el centro de la tierra, haciéndole compañía a Julio Verne.

No, no, y no. Respiremos profundo. Empecemos a tomar agua y a comer ensalada. Mucha, pero mucha mucha, para ir decantando los excesos y, ¡arriba los corazones!

Así que pilas, pilas, que la década está en pañales y todo está por hacerse.

Para los afortunados que empiezan sus vacaciones, disfrútenlas. Pásenla lindo y traigan alfajores. Para aquellos que todavía no las empiezan, ánimo que falta un poquitititito así para estar chapoteando bajo el sol en algún lugar, y obviamente no se olviden de traer alfajores. Para los que no tenemos vacaciones, ánimo, porque nos van a traer alfajores, así que disfrutemos comiéndolos y pensando de donde vienen. Y además que son un regalo de alguien que nos quiere y comparte de alguna manera con nosotros su feliz descanso.

Si esto no los ablandó y no traen alfajores a los que no tuvieron vacaciones, es porque tienen un corazón de piedra o directamente no tienen uno.

Por eso, no se olviden que se tienen que acordar de no olvidarse de traer alfajores, es muy importante que lo recuerden, el clima suele ser muy vengativo si se producen estos olvidos.

Besoo

alfajores_havanna_interno

Se ha producido un error en este gadget.