miércoles, 16 de febrero de 2011

Mi gran impuntual puntualidad

 

Como ya les conté, gran parte de mi vida viví en Santos Lugares. Es una localidad de la provincia de Buenos Aires que esta pegadita a Devoto.

Para ser más exacta y señalar la correcta localización de mi localidad, tendría que decirles que en realidad a lo que esta pegadita es a Saenz Peña que si  está pegadita a Devoto.

Esta ubicación geográfica no fue ociosa, sino para que tengan un panorama acabado del problema transportistico que me aquejaba. Como tenía mucho tiempo de viaje, y no me gusta llegar tarde, siempre salía con bastante antelación.

Si el transporte se atrasaba llegaba justo o bien. Si se adelantaba tenía que hacer tiempo. Y debo reconocer que para hacer tiempo he hecho cosas de los más extrañas. Algunos Ejemplos: si me faltaban dos cuadras las hacia  dando  vuelta a la manzana, por lo que terminaba caminando ocho.  Otra forma de hacer tiempo era quedarme mirando alguna vidriera con sumo interés, claro esto se tornaba un tanto tedioso si la vidriera en cuestión era de una ferretería, casa de electricidad, cerrajería, etc.

A pesar de que hace varios años que  no vivo en los pagos de Ernesto Sábato, léase en Santos Lugares. El estigma de salir con antelación no me abandona.

Siempre salgo temprano y naturalmente  llego de  temprano a muy. Si voy a una casa, oficina, etc. hago tiempo o entro y pido disculpas.

La cuestión es si tengo que encontrarme con alguien, marido, hermano, amigos. La gente no suele salir ni llegar temprano.  Cuando llamo para saber donde están, por que la hora pasa y espera se esta haciendo un tanto larga, mienten descaradamente. Los clásicos: “estoy a dos cuadras”, “no encuentro lugar para estacionar”, “¿donde estas que no te veo?” y la peor “ estoy llegando”, por que denota una imprecisión que da miedo.

Si en ese momento pudiera ver su lenguaje gestual o,  lo que están haciendo mediante un sistema de rastreo,  podría comprobar que mi sospechas eran ciertas, y que recién están saliendo y a punto de.

El corolario es: el llegar impuntualmente temprano no te hace ser una persona puntual, es decir, que  la puntualidad no es una de mis virtudes.

Besoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.