jueves, 24 de febrero de 2011

Preferencias preferidas, y no tanto también

 

Debe haber tantas preferencias como seres humanos hay en el mundo. O tal vez tenga que ser mas abarcativa y decir como seres vivos haya en el planeta.

Mis preferencias en general siempre fueron bastante peculiares, a veces definidas como muy raras. Dependiendo de quien venga la definición, podría llegar a tomarlo como un elogio.

En lo que respecta a colores, no tengo uno preferido. me gustan varios y muy disímiles. Lo que tengo muy claro es que detesto el marrón en casi todas sus gamas. La raíz de este odio visceral a este croma fue el tedio. Por que era el color del uniforme que usaba en el colegio.  Así que si ven a alguien vestida de chocolate, habano, camel o beige tengan la plena seguridad que esa no soy yo.

Prefiero lo salado a lo dulce, el sábado al domingo. Muero por los Twistos, las Cerealitas, las galletitas con sésamo, las sin sal y el maní japonés.  No me gusta el chocolate, el praliné ni las bebidas alcohólicas. Si las gaseosas frutales, de preferencia naranja, ananá o manzana,  nunca de pomelo. Me gusta el agua, y las aguas saborizadas, cocinar y la fruta de verano. Bato la soda o le agrego agua por que me gusta con poco gas, pero esto sólo lo hago en privado, por que no queda bien.

Adoro los caramelos Media Hora, las pastillas de menta, anís, naranja, mandarina y limón de DRF. Mi débil debilidad son las pastillitas de goma frutales o de eucalipto, y la gelatina de naranja. Aunque no me gusta hacerla.

Me gustan los perfumes ácidos y algunos maderosos con tonos de vainilla o canela. Mi flor preferida es el jazmín, también la tomo en infusión y me como sus pétalos.

Los perros son mis animales favoritos. También me gustan los delfines aunque no tenemos ninguno. Los gatos no me gustaban mucho pero tenemos cuatro. Cosas de la vida.

A veces me gusta hablar por teléfono. Y si tengo un papelito a mano en general dibujo flores y algún que otro corazoncito para matizar.

De los animales que vuelan me gusta el chancho…En fin, los gustos son gustos y hay que dárselos en vida, por que después se tornaría un tanto difícil. ¿No?

Besooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.