viernes, 15 de julio de 2011

Quizás una paloma mensajera…

Hacía mucho que me era indiferente, que no me inspiraba. La sentía distante, abstraída en sus cuestiones. A partir de aquel anuncio hubo un quiebre entre nosotras, ella no buscó mi inspiración y yo no busqué que me inspirara. Y así fue como llegamos a este estado de cosas. Ignoro por que se produjo este impasse, este alejamiento sin razón.

Se produjo ese no sé que, algo le pasó y me pasó, aunque si me lo preguntan no desconozco muy bien que. Tal vez esas insignificantes cosas del momento que perduran sin razón.

Hoy la ví. Vestida de negro, monísima como siempre, impecable. Llevaba un collar de perlas blancas, me hizo acordar a la versión techie de Doña Petrona. En el mismo segundo que esa imagen atravesó mi mente, mi inspiración me miró fijo a los ojos y dijo "Basta, no podemos seguir así. Es ella o nadie". Recapacité sobre el particular, lo medité a conciencia, y no encontré nada. Entonces me dije férreamente en voz alta y con convicción "No hay razón, al menos ninguna que yo recuerde". Entonces, es así como fué ella.

Ella tuvo una semana extraña, plagada de alegrías y sinsabores, al igual que la vida. El fruto de sus entrañas traerá una vida a este mundo y su candidato por CABA trajo la primera derrota de esta batería eleccionaria, y un balotaje. Hasta ahí un empate, la de cal y la de arena necesarias para mantener el equilibrio.

Otra noticia que también la tiene como protagonista no sé si tendrá una contrapartida que mantenga el equilibrio. Un blog de autor anónimo, cuya aspiración es ser una suerte de Wikileaks vernáculo, donde se ventilan cuestiones que no se  desea que sean ventiladas. Dice tener el contenido de correos electrónicos de Ministros, Secretarios de Estado y jueces de la Corte Suprema, entre otras personalidades. Lo que no podría confirmarles es si esos son mails que se cursaron entre ellos o de cada uno por separado. Eso lo desconozco, aunque confieso que me gustaría saberlo.

Según una noticia de Yahoo, la Nación se comunicó con funcionarios cuyas cuentas fueron hackeadas, y algunos textos se reconocen como “familiares” (sic). De más esta decir que con este temita todo el mundo esta que trina, porque parece que todos tenemos, y con más razón ellos, un mail bajo la alfombra. Todavía no se dió a conocer ninguno, pero promete revelar cuestiones bastante álgidas y sabrosas, chismes, chimentos y chismeríos de las personas y personajes que rigen nuestros destinos, al menos por ahora.

No soy una persona de dar consejos, pero en virtud de esta coyuntura, considero que ya es tiempo de buscar otras vías de comunicación alternativas y tal vez volver a los orígenes. Por ejemplo utilizar el viejo y querido chasqui. Eso sí, que tenga la fidelidad de Bernardo, a quien jamás se le cruzó por la cabeza decir una palabra sobre la doble identidad del Zorro. Tal vez y solo tal vez, ello se debió a que era mudo. Otra alternativa sería la paloma mensajera. Aunque, pensándolo bien, la pueden bajar de un hondazo.

Por ahora, no se me ocurre ningún otro medio, así que lo dejamos así, cualquier cosa vamos viendo.

Besooo.

Buen fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.