jueves, 28 de julio de 2011

Tan sólo palabras...

A través de las palabras nos comunicamos, nos relacionamos. Expresamos sentimientos, estados de ánimo. Hay palabras eternas, que se usaron y usarán por siempre. Arcaicas, que han caído en desuso por antiguas. Las hay nuevas, las hay inventadas, las hay mal utilizadas ,las hay de moda y otras que no sé como encuadrarlas. O tal vez sí… podría encuadrarlas como tilingas. En esta oportunidad me voy a referir a los dos últimos grupos, aunque no necesariamente en ese orden.
En mi humilde opinión, el icono de este tipo de palabras tilingas es “imperdible”. De existencia imprescindible, casi obligatoria  en el vocabulario de todo conductor/a de programa de cable y/o de aire símil cable. Se la utiliza en forma frecuente, tal vez demasiado, y en ocasiones varias.
Tal vez lo que me molesta puntualmente no es la palabra en sí, aunque me resulta un poco disonante, cacofónica (remitiéndome a un alfiler de gancho), sino es la frecuencia en su uso, quizás indiscriminado. Y todo ello para vender lo invendible.
No quiero generalizar ni prejuzgar, pero en base a la experiencia recabada en estas lides de perder o no perder lo imperdible,  en general cuando algo se califica como imperdible es absolutamente perdible, es más,  es de perdibilidad obligatoria.
Volviendo al tema de las palabras de moda, no sé quien la impuso (aunque tengo mis sospechas), pero me irrita aún más que imperdible, y es femeneizar una palabra de género neutro.
Es extraño,  eso lo aprendí de mi familia  y después  corroboré la certeza de esta regla en el colegio, ”el género lo dá el articulo”. Claro, tal vez se deba a que eso fue en el siglo pasado, quizás ahora no sea así, y para determinar si es femenino debe tener a. Algunos  ejemplos:  de gerente, gerenta, de intendente, intendenta, de cliente, clienta, de presidente, bueno… esa ya la conocen.
Esta nueva regla no sé si se aplicará a todas las palabras que “terminan con e” o sólo a algunas. Entonces, ¿que pasará con las palabras inteligente, indigente, diligente, astringente, potente, candente, asistente, importante? ¿Tendrá que decirse inteligenta, indigenta, diligenta, astringenta, potenta, candenta, asistenta, importanta?
La verdad, esto me deja más dudas que certezas. Lo que me parece es que este cambio letrístico lo único que hace es profundizar la diferencia de géneros. Ellos se adueñan de  la e y la hacen masculina, y somos  nosotras que para lograr el "femenino"  tenemos que cambiar y poner la a.
Besooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.