miércoles, 11 de abril de 2012

Misceláneas de Miércoles

Después de esa especie de paréntesis reflexivo que se tomó mi atención, volvió renovada. Está más atenta, más alerta, menos selectiva. Ahora todo le interesa, convierte todo en objeto de su interés. Todo la toma como presa, todo la capta y no la suelta, y lo peor es que ella no quiere ser soltada.

Quiere recuperar el tiempo perdido, toma un tema, y otro, y otro más. Los mezcla, entremezcla, los cala e intercala, después los bate y, para completarla, los rebate. Y como consecuencia de eso salen post como este.

La semana pasada fue de alguna manera relajada, fue como la calma que precede al huracán. Huracán que también tuvimos y sufrimos. Huracán al que deberíamos ponerle un nombre, pero no un nombre de mujer, sino, para ser más originales, un nombre de hombre.

Siendo totalmente objetiva, e inspirada por los cuantiosos destrozos que dejó a su paso, (por no mencionar las vergonzosas acciones especulativas de los deshonestos comerciantes, que se aprovechaban de las necesidades de sus vecinos y le vendían todo al triple), el referido fenómeno meteorológico, merecería llamarse Amado. Claro que cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia. ¿No?

Otro de los coletazos que trajeron las salpicantes y acusatorias declaraciones de nuestro segundo mandatario fue la renuncia del Procurador Dr. Esteban Righi, prestigioso jurista. Nuestro Vice Amado hizo ciertas imputaciones contra el estudio del hijo y la esposa del ex procurador para despegarse de la causa en la que todavía no está imputado. Pero parecería que estar, está.

Cuando Righi se enteró de las declaraciones de Boudou y del apoyo de la presidente a las mismas, presentó su renuncia indeclinable, como hace toda persona de bien que es cuestionado en su cargo.

Algo huele a podrido en Dinamarca, hay algo de lo que se dice que no me cierra del todo. En realidad, ni del todo ni del nada. Boudou dijo que representantes del Estudio de la esposa y del hijo de Righi fueron a visitarlo, y le sugirieron que “aceitara los lazos con la Justicia Federal”. Con esto dió a entender que los abogados de ese estudio hacen lobby entre los jueces y fiscales.

Ahora bien, el referido estudio es el que tuvo a cargo la defensa de encumbrados miembros del gobierno como el Ex Presidente Kischner, el Ministro Tomada, y el todopoderoso Secretario Moreno.

Si aplicamos el carácter transitivo, tal como nos hacía aplicar la Rossi en la resolución de los odiosos y retorcidos ejercicios de matemática que nos daba, la ecuación quedaría más o menos así: nuestro vice Amado acusa al estudio Righi de lobby entre jueces y fiscales. Ella apoya sus dichos, entonces por carácter transitivo, él (con minúscula) estaría diciendo que: “el estudio en cuestión, el mismo que defendió a varios miembros del gobierno, ¿habría utilizado sus influencias para que estos sean absueltos?”.

No lo digo yo, sólo llegue allí por lo que dijo él, aplicando el humilde y nunca bien ponderado carácter transitivo. Esto es ciencia, lógica en sentido puro. Como diría mi abuela Paca esto es mu, pero mu feo. En fin, estas y algunas otras son las misceláneas de miércoles de las que se ocupa mi ahora sobreinteresada atención.

Besoo.

ferro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.