jueves, 4 de diciembre de 2014

Cambalache + Macondo= Argentina… y se quedaron cortos


La realidad me supera y me exaspera. Me atraviesa, me enfurece, luego como una niña mal criada mi mira, se rie en forma socarrona y me saca la lengua.
Cuando era chica, allá por el siglo pasado. Mis padres y maestros me decían que tenia que estudiar si quería ser alguien en la vida. Que solo los que estudiaban podían acceder a buenos empleos y a una vida acomodada.
Que si me esmeraba y hacia mi trabajo con responsabilidad, cada vez iba a llegar mas alto, muy alto hasta tener una oficina casi en el cielo.
Ellos aplicaron los principios que les fueron transmitidos de sus padres y abuelos. Generaciones y generaciones que trabajaron y lucharon por procurarse un futuro mejor.
Antes en el siglo pasado, y en el otro, y el otro, y el otro,  las cosas eran así. Claro, eso fue antes de los acomodos, La Campora y la Década Robada. Antes la gente estudiaba y  trabajaba con ahínco para progresar.
Los inmigrantes ni bien bajaban del barco buscaban un trabajo. A nadie se lo ocurría ir a una oficina del ANSES para que le dieran un subsidio, eso hubiera sido una vergüenza. También hubiera sido una vergüenza robar, o estar preso.
Eso ahora es natural, cotidiano, una forma honesta de ganar 4.400 pesos, mas aguinaldo, mas vacaciones.
Que equivocado estaba Discépolo cuando dijo: “lo mismo un chorro que un gran profesor”… No es lo mismo, pero para nada. Convertirse en profesor lleva años de estudio y trabajo, en cambio convertirse en chorro solo unos momentos y una dosis de paco.
Un profesor gana un sueldo miserable, en cambio un chorro tiene un sueldo de 4.400 pesos mas vacaciones, mas aguinaldo, mas casa y comida.
Ellos matan a nuestros familiares, nos lesionan, nos roban, y en contraprestación debemos pagarle un salario. Un salario mucho mayor al que ganan personas que trabajaron toda su vida, e incluso un salario mucho mayor al que ganan muchos de nosotros.
No espero que los que nos gobiernan tomen conciencia en este año y piquito que les queda. Durante estos 10 larguísimos años nos han dado sobradas muestras de que son unos inútiles, unos corrupto. Lo único que imploro es que intenten no dejarnos un estropicio mas grande del que hay.
Tal vez las cosas no sean como hoy las veo… hoy tengo un jueves negro, que no me permite ver la luz en el fondo del tunel.
Beshoooooooooooo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.