martes, 2 de octubre de 2012

¿Vil Metal?


A lo largo de la vida pasan cosas, muchas, a veces demasiadas. Cosas que nos sorprenden, nos alegran, nos entristecen o nos desbordan. También pasan cosas creíbles y otras increíbles, cosas que no esperábamos ver nunca por bizarras o inverosímiles.
Esto es exactamente lo que me ocurrió esta mañana. Vi algo que no esperaba ver, algo que me sorprendió, algo que es inverosímil. Algo que me atrevería a calificar como casi inmoral y muy deshonesto.
La mañana estaba lluviosa, desapacible, triste, casi presagiando lo que iba a ocurrir. Estaba sentada frente al televisor, tomando mi desayuno, era temprano.
Miraba TN, el canal de noticias amenazado por el 7D. Estaba en el aire el programa de Fernando Carnota y Silvia Martínez. Después de haber pasado una noticia de un robo, uno más de los tantos que ocurren en nuestro bendito país, comenzó el espacio publicitario.
Se sucedieron varios comerciales, hasta que apareció él,  el captor de mi atención y mi repugnancia. Si, mi repugnancia traída a escena por la incoherencia, por la inmoralidad, por el doble discurso.
Un comercial que hablaba de “minería responsable”, un comercial en el que se veía a varios hombres vestiditos con un uniforme y cascos blancos. Si cascos blancos, vaya ironía. El grupete estaba feliz, debajo de un cielo cerúleo, limpio, destacando su labor responsable.
“No”, me dijo mi atención, quien me miró a los ojos atónita, sin comprender. “¿La Barrick anunciando en TN?” me preguntó perpleja. Esa fue la primera de un sinnúmero de preguntas que se fueron sucediendo.
¿Esa no es la misma empresa que esta haciendo una explotación minera en Famatina? ¿Esa no es la misma empresa que está envenenando allí el agua? ¿Entonces como dicen que hacen minería responsable? ¿Qué pasó con lo de podemos vivir sin oro pero no sin agua?¿Entonces porqué anuncian en TN, si ellos saben que eso no es verdad? ¿Porqué ese canal independiente avala semejante mentira? “No lo sé”, le dije sin darle más argumentos. Esa respuesta le molestó, pero más me molestó a mi. Porque creo que todos sabemos la respuesta… es tan obvia y vieja como el propio mundo.
Besooo.
ferro

Se ha producido un error en este gadget.