martes, 25 de enero de 2011

El extraño caso de los gendarmes invisibles

 

Dicen que están y en varios lugares. Pero no sé. Verse, no se ven. Al menos yo no los ví, ni mi mamá, ni mi papá, ni nadie que conozca.

Pero ellos dicen que estar, están. ¿Estarán realmente? ¿O tendremos que aplicar lo que nos decían en el colegio “Misterio de Fe” …?

Está bien, lo admito, además de todo soy una persona muy desconfiada y algo incrédula. Pero a los intendentes les pasa lo mismo, tampoco los ven. Aún haciendo las inversiones que les requerían para montar las bases, no los ven.

Entonces ¿qué pasa? ¿Están pero no se ven? ¿Aplicaran eso de que “lo esencial es invisible a los ojos”?.  Tal vez los estén implementando como arma secreta y tomaron una poción que los hace invisibles. Claro, eso sería ideal para prevenir el delito, pero … no sé.

La explicación que dan es que los designan por sorteo o por licitación.  No sé muy bien, me confunde un poco el sistema, no lo tengo muy claro. Por lo que entendí, al pasarlo en limpio a mi marulo, es que nadie sabe donde van a aparecer,  es una sorpresa.

La cosa es que un día hay muchos en un lado, y otro día hay muchos en el otro. Y así sucesivamente, van cubriendo todo. ¿Van cubriendo todo?

Así que ya saben,  malhechores, cacos y mal vivientes. Si un día hay muchos gendarmes por la zona, dejen su acto delictivo para el día siguiente, que no va a haber ninguno.

Por eso, damas y caballeros, si un día ven gendarmes, sepan que al otro día, a diferencia del sol, no van a estar. Como diría mi Tía Elsa, agarrate Catalina … Y aunque no se llamen Catalina cuídense mucho igual. A menos que tengan línea directa con los “SUPER AMIGOS” …

Besoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.