jueves, 6 de enero de 2011

Piramidal equívoco

¿Se enteraron de la buena noticia? ¿Qué noticia? Claro, las buenas noticias no abundan, pero tengo que ser más específica y menos ansiosa.
Se los explico sintéticamente,  a vuelo de pájaro,   a vuelo de colibrí casi.  Resulta que los Mayas habían hecho un calendario que llegaba hasta el 2012. Un grupete de “estudiosos” sacaron cuentas, analogías, torcieron y retorcieron, buscaron, empalmaron, remendaron e hicieron encajar unidades de tiempo, calendarios  y demás yerbas, arribando a  la conclusión  que el mundo se terminaba el 22 de diciembre del 2012.
Así era, se venía el apocalipsis y  no había vuelta que darle, el mundo terminaba y nosotros con él. Los Mayas lo habían predicho.
Obviamente, no faltó quien se subiera las medias, aunque fuera una foto carnet, y aprovechara la oportunidad. Hicieron películas (bastante malas para mi gusto), documentales flojos, flojitos y un tanto forzados,  libros, artículos y demás merchandising. ¿Y todo para qué?
La cosa es que la Profecía Maya no existía,  fue un error de calculo o una patraña marketinera tramada por 3 o 4 vivos, como diría mi papá.
Ya no se puede creer en nada ni en nadie, y juro que las cuentas, proyecciones y la mar en coche  no las hice yo, sino científicos, no sé si estaban matriculados en MetroGAS o no, pero parece que también eran unos chantas.
Bueno gente, alegría, alegría, nos hemos salvado y no vamos a desaparecer del mapa, al menos  por ahora ….
Así que tratemos de ser mas buenos con el planeta, empecemos a tratarlo mejor, a cuidarlo mucho por que después de todo es el único lugar que tenemos para vivir.
Besooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.