jueves, 27 de octubre de 2011

Y vos ¿sos o te haces?

A veces me gusta observar conductas, ver lo que hacen los demás, como lo hacen. A veces ves cosas divertidas, o que te sorprenden, otras ves cosas que no querés ver. Son ese tipo de cosas que te hubiera gustado vivir toda tu vida sin verlas, sin siquiera imaginar que existieran.

Es en esas circunstancias cuando surge la pregunta. Esa pregunta antigua, la que se ha hecho la humanidad desde que el mundo es mundo. Esa pregunta tan simple, tan elemental. pero que tiene un fuerte contenido trascendental. Esa pregunta que parece liviana, casi hecha a la ligera, pero que, si te pones a pensar con toda la atención que requiere, caés en la cuenta que es tan profunda como un pozo sin fondo. La pregunta a la que me estoy refiriendo, y que ha inspirado tantas teorías y debates es: “¿Es o se hace?”

Por que si se es, se es, hay que conformarse, tratar de que se note lo menos posible, y apañarse, no hay más remedio. El problema es hacerte, eso es lo triste, lo trágico. Lo fatal es que de eso no se vuelve, por el contrario, es un camino de ida que cada vez se hace más estrecho hasta desaparecer por completo.

El ser es excusable, porque es responsabilidad de la naturaleza, fuiste su falla, su error. Por el contrario. en el hacerse no hay disculpas posibles. Vos lo quisiste así, fue tu deseo, es tu obra, vos su orgulloso autor y por ello serás recordado. Tampoco encierra nada bueno, se cataloga entre tus atributos negativos, molestos, incómodos, indeseables, poco atractivos.

El hacerse no es fácil, aunque si inútil. Es como tener una fingida contracara, un falso lado B por el que se quiere ser tristemente célebre. Es no mostrarse como se es en realidad, sino un mostrarse como no se es. Desconocemos las causas por las que se elige "hacerse", tal vez, este sea un secreto celosamente guardado, conocido únicamente por el que se hace y Dios que todo lo sabe.

Lo importante es la definición, tu definición. Tener muy en claro que existen dos lados, diametralmente opuestos, diferentes. La cara y contratara, tu posición en la vida está determinada por la respuesta a esa pregunta. El saber de que lado estás, tomar postura, decir aquí estoy y esto soy, es muy diferente a decir aquí estoy y esto no es lo que soy, es lo que "me hago."

Por si les quedó alguna duda y para que no les quede ninguna otra, lo aclaro, me defino y me posiciono ante ustedes. Yo soy, no me hago. Y siguiendo los consejos de mi abuela Máxima, que siempre decía “No hay que serlo sino también parecerlo”, yo soy lo que parezco y parezco lo que soy.

Me disculpo por anticipado por desilusionarlos con semejante confirmación, pero es lo que hay…

Besooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.