martes, 1 de febrero de 2011

Raras rarezas de las que raramente nadie carece

 

A diferencia de lo que dicen de las brujas, (eso de "que las hay, las hay", aunque nadie las haya visto, tal vez porque que no se han fijado bien...), ellas si existen. Las hay de distintos  grados y variedades.

Algunas son  comunes,  otras  más extravagantes. De lo que estoy total y absolutamente segura es que son como el corazón, todos tenemos una.

Por si no se dieron cuenta damas y caballeros, teniendo en cuenta que no son adivinos, paso a contarles que me estoy refiriendo a obsesiones y  rarezas que andan por el mundo de la mano de algún ser vivo.

En mayor o menor grado todos las tenemos, o conocemos a alguien que las tiene por todos nosotros. Claro, no es mi caso, yo tengo las mías, varias.

No sin vergüenza paso a enumerar alguna de ellas. Las más comunes: ver si la puerta de calle esta cerrada. Muchas veces he hecho levantar a mi consorte para que verifique, ¿les conté que es un amor, no?. Hace 4 meses que no tenemos gas, pero cuando lo teníamos controlaba varias veces si estaban cerradas todas las llaves. Otra cosilla es  que cierro las canillas hasta romper los cueritos para que no pierdan.

Algunas de las más peculiares:  odio los números impares. Entonces, todo lo que hago tiene que resultar en un número par. Por ejemplo, si corto una fruta, me tiene que quedar un número par de trozos. Compré cosas por que eran feas, y me daba lástima pensar que nadie las iba a comprar. Ya sé que son objetos y no tienen sentimientos, pero yo sí los tengo. Cuando termino de comer tengo que lavar inmediatamente los platos, no soporto verlos sobre la mesa. Tengo cierta pulsión por caminar o sentarme en determinado lugar. Nunca me siento en el medio, siempre a los costados y jamás de espaldas a una puerta.

Para que no crean que yo soy la única “rara”, les cuento una de Marco, uno de nuestros gatos, tiene compulsión por el telgopor y la goma eva. Cada vez que ve uno de estos materiales, los destruye a mordiscones. Seguramente ellos lo provocan de alguna manera, al menos eso es lo que él nos dice.

En fin, estas y otras cosillas extrañas son las que me aquejan, pero quien no las tiene,  todos las tenemos, creo ...

Besoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.