jueves, 12 de mayo de 2011

Revoleo aclaratorio

Como siempre, ocurre en este espacio los hechos no van a ser narrados rigurosamente, ni en forma taxativa por que me aburriría a morir. Así que les voy a dar mi versión, mi versión libérrima. Hecha esta aclaración paso a contarles mi imaginativa y, desde mi perspectiva, imaginaria, rigurosa narración de los hechos.

Ayer nuestro Jefe de Gabinete dió su informe en Senadores acompañado por su iPad. Hacía bastante tiempo que no se lo veía por allí. Paso casi un añito desde su última visita (debería ir cada dos meses). Y si, vieron como es esto, al final por una cosa o la otra… que un acto, que un corte, que una reunión, que algún temita con 6,7,8, que una pelea twittera, todo se va postergando. Supongo que la experiencia se debe asemejar más o menos a tener que ir al dentista o tal vez para ser más rigurosa al proctólogo, siempre se busca la excusa que da lugar a la dilación.

Hacia tanto tiempo que el no iba a visitarlos, que los senadores lo estaban esperando con ganas, así que después de la frase: “Dichosos los ojos que lo ven, Aníbal” arremetió con todo como solo él y otros funcionarios saben hacerlo.

Para romper el hielo, comenzó con un tema “livianísimo y poco sensible” para todos. Para todos nosotros, no “para todos”. Habló de las consultoras, las multas que se les habían aplicado, y de cómo éstas, las consultoras, no las multas, desprestigian al INDEC.

Develó también el injusto y complicado sistema que tienen estas “perjudiciales empresas” para calcular el costo de vida. Como para probar, y comprobar que está suficientemente calificado para dar una opinión porque tiene un conocimiento acabado, sólido y pormenorizado de cómo se efectúa el cálculo, expresó: que él lo sabe muy bien porque es del gremio y además tiene amigos allí. El método de las consultoras es el siguiente, presten atención, lo que hacen las consultoras es: “¡Lo revolean!¡Revolean números! Dicen cualquier cosa, y cuando uno les pregunta cómo lo calculó responden que es un secreto, como si fuera la formula de la Coca” (Sic).

¿Lo quieren más claro? Agua. De paso denme un poco a mí, a ver si tirándole un poco limpio este barro palabrerístico y puedo entender los conceptos Anibalianos. La verdad es que yo de números nada de nada, les soy absolutamente honesta, es más  carezco de hemisferio izquierdo. Pero esto de revolear números y sacar índices… realmente logró confundirme.

Lo que en verdad no entiendo es como lo hacen, faltan datos: ¿pondrán los papeles en algún recipiente y harán lo mismo que en los concursos? ¿Harán papeles con números y los revolearan por los aires? ¿Harán cara o ceca? ¿los escribirán, usarán fichas? en ese caso ¿usarán las de algún juego o las harán especialmente? ¿Hasta que altura deben revolearse? Entonces ¿los precios aumentan por que las consultoras los revolean? ¿Será por eso? ¿Es entonces una profecía autocumplida?

En fin, lo mismo de siempre, quedé con más preguntas que respuestas.

Besooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.